New Ribbon

Nueva campaña de recogida de alimentos

Jericó, de Félix Marbán, cartel anunciador de la Madrugada 2015

Resignación, de Santiago Fernández, cartel anunciador del Quinario 2015

Exposición I Concurso Nacional de Fotografía

Un año de Sede Social, misión cumplida

Crónica de la Asamblea General Ordinaria 2014

Publicado el Boletín "La Congregación" 2014

Example Frame
La Ciudad de Zamora como escenario de la Semana Santa
La vida cotidiana ha tenido desde siglos por escenario calles y plazas, de manera especial los actos comunitarios que difícilmente podrían desarrollarse sin estos espacios emblemáticos testigos de la historia. Las fiestas tradicionales están más que cualquier otra manifestación indisociablemente unidas a estos escenarios con los que tras un largo proceso han terminado por identificarse.
Zamora es una ciudad vieja, cuantas gentes la han visitado y visitan coinciden en esta afirmación. Lo que los zamoranos conocemos como casco histórico constituye un solar que remonta sus orígenes a los siglos X al XIII. Al gestarse la fisonomía urbana en este período, singularmente en la segunda mitad del XII, su arquitectura monumental es mayoritariamente románica. No en vano todavía hoy conserva una veintena de iglesias de aquella época.
Las características que definen este viejo solar formado por calles recogidas, angostas y tortuosas, de viejo y humilde caserío, salpicada aquí y allá de iglesias y conventos, cerrada aún en parte por viejas y gruesas murallas, elevada sobre escarpadas peñas y cercada por un caudaloso río, el Duero, tenían, se quiera o no que condicionar su Semana Santa. Y así en el testimonio escrito más antiguo que conservamos sobre la celebración de la Semana de Pasión se dice que "el Concejo" permitía al obispo, cabildo y merecía entrar y salir libremente por la puerta del Castillo para cantar versos y hacer representación de Nuestro Señor el Domingo de Ramos.
La importancia que los escenarios urbanos han jugado y juegan en la salida de las procesiones ha sido, desde que estas se celebran, causa en más de una ocasión de litigios. Así pleiteó la cofradía de Jesús Nazareno con el cabildo perdiendo inexplicablemente un proceso que la obligó durante más de un siglo a llevar su procesión hasta la catedral antes de ir al humilladero extramuros.
Difícilmente hoy entenderíamos las procesiones sino las contemplásemos en aquellos lugares que la tradición ha señalado como emblemáticos de su recorrido y que ne Zamora son la Plaza Mayor, las calles de Santa Clara o la Rúa, la Catedral o el Puente de Piedra, entre otros. Algunas de esas calles y plazas están unidas tan estrechamente a la celebración hasta el punto que deben su nombre a ella: Barandales, Tres Cruces, Amargura, Ramón Álvarez... 
También la fisonomía de esta vieja ciudad de la meseta encaja muy bien con el modelo de Semana Santa, que en Zamora se ajusta a ese estereotipo y a viejo sobre lo castellano: sencillez, sobriedad, austeridad... adjetivos todos ellos que encajan con la forma particular de ser y de expresar su religiosidad los zamoranos, que se asemeja y mucho al paisaje duro, al clima extremo y al sobriedad decorativa de nuestro románico.
Nuestras procesiones son pues sencillas y sobrias, no hay en Zamora apenas concesión a la magnificencia barroca del culto. Túnicas pobres, de percal o estameña, sandalias franciscanas o zapatos, cera o una sencilla cruz de madera; también madera desnuda en las tallas de las imágenes que desfilan sin apenas adorno floral; poco, poquísimo oro y plata, si acaso en el bordado de algún manto o corona que pasa desapercibido para el espectador. Esos son los rudimentos esenciales, junto con el silencio y las marchas procesionales, que hacen más llevadera la penitente carga de los pasos a hombros.

José Andrés Casquero Fernández
9 de Noviembre de 2014
Documental
leer+
6 de Octubre de 2014
Nueva campaña de recogida de alimentos
leer+
30 de Agosto de 2014
Fallece la madre del Jefe de Paso de Agonía
leer+
VISITANOS EN:

facebook facebook facebook

SEDE:

C/Viriato, 3-Local 1

49002 - Zamora
TEXTO LEGAL - © Cofradía Jesús Nazareno Vulgo Congregación - Zamora - 2013