image
Inicio

JMJ 2011 y La Congregación

presentacion
LA CRUCIFIXION, DE RAMÓN ÁLVAREZ, MOSTRÓ EN LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD (JMJ) DE MADRID 2011 EL MAGNÍFICO PATRIMONIO DE LA COFRADÍA DE JESÚS NAZARENO Y DE LA SEMANA SANTA DE ZAMORA

La Jornada Mundial de la juventud (JMJ) es un acto religioso organizado por la Iglesia Católica que congrega a los jóvenes del mundo en torno a la figura del Papa, en el caso que nos ocupa, Benedicto XVI.

La JMJ se realiza cada año el Domingo de Ramos, sin embargo, cada dos o tres años se produce una concentración internacional en una ciudad declara sede. Hecho que aconteció en Madrid en 2011.

LA JMJ Y ZAMORA A TRAVÉS DE LA COFRADÍA DE JESÚS NAZARENO

Para la celebración del Vía Crucis monumental, que se celebró en el Paseo de la Castellana en agosto de 2011, la organización consideró la selección de una serie de conjuntos escultóricos de los lugares más significativos de la Semana Santa en España. En esa selección se consideró la obra “La Crucifixión” del imaginero zamorano Ramón Álvarez, obra propiedad de la Congregación.

Las conversaciones entre Zamora y Madrid comenzaron meses antes de la fecha del evento y, aunque en un principio se pensó en el “La elevación de la cruz” finalmente se optó por “La Crucifixión” por considerarse un paso de mayor calidad artística a la que sumar lo óptimo de su representación de cara a la Estación del Vía Crucis que iba a representar, es decir, la XI Estación “Jesús es clavado en la cruz”.

El Vía Crucis tuvo lugar el día 19 de agosto de 2011 bajo la presencia del hoy Papa emérito, Benedicto XVI con el siguiente recorrido Cibeles, Paseo de Recoletos y final en la Plaza de Colón, una distancia agotadora para los cargadores que no solo tenían que llevar el grupo con su considerable peso, había que añadir el calor de un tórrido mes de agosto.

LA CRUCIFIXIÓN

Grupo escultórico realizado por Ramón Álvarez (Coreses-Zamora) (1825-1889) en 1.885 que resultó ser la última escena realizada por el prolijo genial imaginero.

La obra, realizada en madera de pino, costó 2.750 pesetas y descansa sobre mesa de nogal. Los expertos destacan la imagen de Jesús como una de las más logradas de Álvarez.

El paso, que se puede contemplar durante todo el año en el Museo de Semana Santa, tiene instalado un espejo en el techo para poder disfrutar de una mejor contemplación.

Desde no hace muchos años el paso ha vuelto a desfilar en la procesión llevado a hombros por una plantilla compuesta por 44 cargadores.

Las figuras que acompañan al Jesús son la Virgen Santísima, San Juan, un centurión, la Magdalena y cuatro malhechores. El grupo es todo un alarde de Ramón Álvarez situando nueve figuras en el breve espacio de un grupo escultórico creado para desfilar en Semana Santa.

Ni que decir tiene que “La Crucifixión” desfila en la madrugada del Viernes Santo en Zamora por parte de la Cofradía de Jesús Nazareno.

Inicio
© Cofradía Jesús Nazareno
Vulgo Congregación - Zamora - 2013